google-site-verification: google8ed2f5b520e6d412.html Leer en mi aula : Norman Junge, con imágenes oníricas ayuda a superar el miedo a ir al médico y a entender conceptos abstractos

Translate

viernes, 21 de noviembre de 2014

Norman Junge, con imágenes oníricas ayuda a superar el miedo a ir al médico y a entender conceptos abstractos


Norman Junge nació en 1938 en Kiel (Alemania) y vive en Colonia. Aprendió tipografía y estudió en la Escuela de Arte de Kassel. Ha trabajado como publicista e ilustrador para revistas  y ha hecho cortos animados para programas infantiles. Ha ilustrado textos de, entre otros, Ernst Jandl (alemán 1925-2000) y “El moco”, un poema satírico de Christian Morgenstern (alemán 1871-1914), con Jandl tiene, además de los que reseñamos, “Cada vez más alto”.
Norman Junge ha recibido el Premio Especial de Ilustración 2012 por toda su obra. Sus ilustraciones tienen un tono onírico y fantasioso no exento de poesía que llega a los niños con eficacia.



“Ser quinto”, Texto Ernst Jandl, il. Norman Junge, Ed. Lóguez. Este libro, que refleja los sentimientos de temor de los niños cuando van al médico, interesa y agrada mucho a los niños, que se identifican con los juguetes que esperan para ser reparados. Con unas ilustraciones muy expresivas en las que tienen gran importancia la perspectiva y la luz en semi-penumbra, y en las que la lámpara del techo acompaña a las entradas y salidas de los juguetes de la sala del “médico”. Estos juegos con la luz y las sombras transmiten perfectamente el miedo de los niños y la inquietud de la espera. La acogida de este libro en mis clases me empuja a aconsejar vivamente su presencia en las aulas de niños pequeños. Nos sirve asimismo para trabajar los ordinales y los conceptos dentro- fuera. Es además un libro que ha recibido muchos premios











       



















“Antípodas”, Texto Ernst Jandl, il. Norman Junge. Ed. Lóguez. El estar trabajando este año el proyecto de “Los maoríes” me impulsó a llevar a mi clase este álbum que narra cómo una niña comienza a dibujar en su casa y va bajando y bajando, excavando la tierra, hasta que sale por el otro lado del mundo, es decir, en las antípodas, que es donde vive el pueblo que estudiábamos. El libro tiene la particularidad de que cuando llegas al final puedes darle la vuelta y hacer el mismo recorrido hasta el inicio. Con el libro y la ayuda de una bola del mundo comprenden perfectamente el concepto “antípodas”, palabra que viene del latin antipŏdes, el que tiene los pies al contrario, y designa el extremo opuesto en el globo terráqueo a partir de un punto determinado. Además se trabaja también lo que es la ley de la gravedad, e incluso se les pueden dar nociones elementales de la rotación de los planetas. Con unas ilustraciones algo extrañas y divertidas, este libro ha resultado muy educativo para mis alumnos.






Después de trabajar con libros informativos y la PDI, con imágenes y vídeos de la red, explicándoles las características del pueblo maorí (tatuajes y dibujos, saludos, el marae o templo maorí, danza típica del kapa haka, animales, características geográficas de Nueva Zelanda…) este libro nos ha ayudado extraordinariamente a comprender algo tan abstracto como el concepto de “antípodas".





No hay comentarios:

Publicar un comentario