google-site-verification: google8ed2f5b520e6d412.html Leer en mi aula : Helen Oxenbury, preocupación por el libro infantil

Translate

lunes, 15 de julio de 2013

Helen Oxenbury, preocupación por el libro infantil


Helen Oxenbury, ilustradora británica nacida en 1938. Está casada con el ilustrador John Burningham. Como muchos escritores e ilustradores para niños comienza a publicar sus libros pensando en su hija, porque constató que había pocos libros que pudieran leer los niños. Sus libros han sido muy premiados. Ha ganado la medalla Greenaway en dos ocasiones. Las ilustraciones son cálidas y divertidas y llegan con facilidad a los niños pequeños.



En muchos colegios de Educación Infantil nos encontramos con la serie: "Los libros del chiquitín", Ed.Juventud,que cuenta experiencias cotidianas de los niños más pequeños ( de 1 a 3 años)






También es corriente encontrar la serie: "Mis primeros libros de imágenes",Ed. Juventud, del mismo tipo que los anteriores, pero ya adaptados a los niños de las edades de los de nuestras aulas (de 3 a 6 años)




  
 
Y un libro estupendo, al que se le saca mucho partido, que encanta a los niños y no podemos dejar de leer en nuestras clases es "Vamos a cazar un oso", Ed.Ekaré, con texto del escritor inglés Michael Rosen. Basado en una canción popular inglesa, trata de un padre que sale con sus hijos a cazar un Oso y tienen que atravesar: un prado -suish, suash-, un río -gló, gló, glorogló-, una zona de barro -plochi, plochi, plop-, un bosque -túpiti, túpiti, tap-, una tormenta -¡suuu! ¡uuuu!-, y llegar a su cueva...





Utiliza dibujos a carboncillo para acompañar al texto que narra cómo se preparan para superar los obstáculos, y grandes acuarelas para las partes con onomatopeyas, en las que atraviesan esos obstáculos. El regreso a casa, perseguidos por el oso, lo cuenta con viñetas más pequeñas en forma de cómic, transmitiendo la sensación de rapidez.











Cuento muy completo, para leer en alto aprovechando la musicalidad de los versos, las repeticiones y onomatopeyas, lo que, unido a las agradables ilustraciones, incitará a la diversión y complicidad con los niños.
Sirve para ejercitar los diálogos y explicar el significado de los diferentes adjetivos que aparecen en el libro, lo que da pie a poder hacer un buen trabajo con el lenguaje.
También se puede trabajar en las clases de psicomotricidad imaginando como cruzan los diferentes espacios.

















A lo largo del cuento, mientras iban a cazar al oso, el padre ha ido preguntando: -"¿Quién le teme al oso?" y los niños respondían: -"Nadie, aquí no hay ningún miedoso".
Cuando logran llegar a casa y meterse debajo del edredón, ya todos bien seguros, el padre pregunta: -"¿Alguien quiere salir a cazar un oso?" Y así acaba el cuento, sin que los niños respondan nada. Pero en mis aulas entusiasma a los niños terminarlo respondiendo: -"!Nadie, somos todos muy miedosos!"


Aquí lo cuentan cantando la cancioncilla en español:





 



Helen Oxenbury, entre otros, también ha ilustrado "Alicia en el país de las maravillas"












No hay comentarios:

Publicar un comentario